Jardín

La Torre del Remei conserva el privilegio de estar rodeada por un amplio jardín: tres hectáreas de terreno diseñadas por Manuel Colomines quien, con un gusto exquisito, ha recuperado la forma original del parque y la ha adaptado al paisaje.

Es obligado recorrer el paseo de los tilos y, desde cualquier rincón, dejar perder la vista más allá del Puig de Saneja, cubierto de nieve buena parte del año; o acercarse al lago de los nenúfares; o descubrir las más de treinta especies diferentes de árboles que componen el jardín; o contemplar, desde uno de los puentes, el cauce seco del río, ahora cubierto de flores.

En el jardín encontrará la piscina climatizada (de mayo a octubre), el solarium, sin olvidar las secuoyas centanarias tan hermosas que son dignos de ser admiradas.

Relais & Chateaux